¿Qué ha de tener un buen branding?

Follow me Facebook Twitter Linkedin Instagram
Foto buen branding

Tener un buen Branding es esencial en nuestros días para cualquier marca y/o empresa. En este post te aclaro la definición de este anglicismo tan usado en el mundo del marketing y te hablo de algunos requisitos que los profesionales del medio suelen plantearse para alcanzar un branding óptimo.

¿Qué es branding?

El término "Branding" aún no aparece definido en el Diccionario de la Real Academia Española, lo cual hace que haya muchas variantes del mismo según sus investigadores, agencias y personalidades de la mercadotecnia y publicidad. 

 

La AEBRAND (Asociación Española de Empresas de Branding) considera como Branding la siguiente definición:

“Branding es la gestión inteligente, estratégica y creativa de todos aquellos elementos diferenciadores de la identidad de una marca (tangibles o intangibles) y que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo”.

 

A continuación te explico en 7 puntos, acciones que puedes llevar a cabo para que el Branding de tu marca sea efectivo.

1. Definición de marca

Tu marca ha de estar muy bien definida. Para comenzar, puedes plantearte las siguientes preguntas: ¿qué (haces/produces/ofreces)?; ¿por qué?; ¿para qué?; ¿para quiénes?. Parecen preguntas muy sencillas y, sin embargo, en mi experiencia profesional he descubierto que en ocasiones a algunas empresas les resulta muy difícil contestar.

Si te han encargado realizar el Branding de alguna compañía como profesional, además de dichas cuestiones, has de dejar claro, como mínimo, dos listas más en las que debes ennumerar: "Qué es mi empresa (de manera material e inmaterial)" ; y "Qué no es mi empresa (servicios y valores contrarios a tu ética personal y profesional)".

2. Naming

El nombre de tu marca es claramente tu primera señal de identidad. Existen numerosas técnicas que pueden ayudarte con el naming de tu empresa pero, esencialmente, procura que éste sea: memorable, con buena sonoridad y que tenga una morfología agradable a la vista.

3. estudio de tu público objetivo

Volviendo a la pregunta que planteé en el punto 1 "¿para quién(es) ofreces tus servicios?", es primordial que sobretodo te centres en quiénes podrían comprar (o ya compran) tus productos, es decir, tu público objetivo. 

Un estudio de mercado te proporcionará información sobre la edad, sexo y principales intereses de tu target. Te recomiendo que no te saltes este paso porque, si elaboras tu branding dirigiéndote a las personas erróneas, podría salirte muy caro.

4. Personalidad y diferenciación

Tu marca es única porque tú eres único/a. Difícilmente le ofrecerás al mercado un producto o servicio que ya no exista. Por lo que tu personalidad, tu forma de hacer las cosas, tu valor añadido a lo que produces, va a ser lo que te diferencie.  

Un buen branding debe mostrar todo eso que tú tienes y te hace especial. Antes de dar a conocer tu marca, debes conocerte muy bien a ti mismo y a tu empresa. Para este cometido, sería muy recomendable que realizases un Análisis DAFO (Debilidades; Amenazas; Fortalezas; y Oportunidades) si es que no lo has hecho ya. Así, lograrás mucho más fácilmente conocer los objetivos que más beneficien a tu marca y qué puntos fuertes debes resaltar.

5. Estrategia

Una vez definida tu marca, tus cualidades únicas, tu público objetivo y tu competencia, llega la hora de plantear cómo puedes llegar a tu target (qué forma de expresión lingüística y léxico son los más adecuados; qué apariencia visual puede gustarle más; a través de qué medios te vas a comunicar; etc.).

Para comenzar, puedes fijarte en las estrategias que ya hayan usado otras marcas y/o dejarte asesorar por un profesional. Sin embargo, nunca olvides que la estrategia ha de basarse al menos en un 50% en la creatividad. Si quieres ser diferente, debes pensar de manera distinta y no copiar.

6. Buen diseño

Un buen diseño es imprescindible para un buen branding por muchos motivos: porque somos seres muy visuales; porque recordamos antes formas y colores que información textual; porque prejuzgamos según la apariencia de lo que nos rodea,... Según la agencia MWV, el 60% de las decisiones de compra se toma de forma espontánea en el punto de venta, por lo que si tu logo, web o packaging no resulta atractivo, difícilmente lograrás atraer a clientes.

7. diálogo y Feedback: Cambios sin perder la esencia

Cuando expones algo en público, van a hablar siempre bien y mal de ti. De hecho, siempre que se parta de la crítica constructiva, es bueno que escuches todo tipo de opiniones sobre tu marca, porque así podrás seguir mejorando. Mantener un diálogo con tus clientes, pedirles un feedback, te ayudará a acercarte más a ellos y, si es necesario, poder realizar los cambios convenientes. Eso sí, recuerda que un buen branding no pierde su esencia, porque esa es tu señal de identidad, el alma de tu empresa. Aunque para no perderla, habrás tenido que hacer muy bien primero la definición de tu marca ;)

Y hasta aquí todo por hoy. Deseo que hayas disfrutado mucho de este post y que te haya ayudado.

Y tú, ¿qué crees que ha de tener un buen branding? No seas tímido/a y deja tu comentario abajo ;)


¿Te gustó? ¡Comparte! ;)



Image Sara Escudero

Soy Sara Escudero, autora de este post.

Me dedico al diseño Web, SEO, marketing digital y la fotografía.

Aquí puedes saber un poco más -> sobre mí.


¡Suscríbete a mi boletín de noticias!

* indicates required

Escribir comentario

Comentarios: 0