La belleza real en el marketing

Follow me Facebook Twitter Linkedin Instagram
Foto La Belleza Real en el Marketing
Photo credits: Ryan McGuire (Pixabay).

Hoy me atrevo a hablar de uno de los temas más controvertidos de los últimos tiempos dentro del mundo de la publicidad y el marketing: la conocida como "belleza real". En este post analizo varios aspectos que influyen en este tema y os dejo que vosotr@s saquéis vuestras propias conclusiones.

1. La belleza y la fotografía.

De todos los cientos de definiciones de belleza que leí cuando cursaba la carrera de Bellas Artes y su programa de doctorado, hay dos puntos comunes que coinciden con respecto a ésta: 1. La belleza es algo subjetivo; y 2. La belleza está enormemente influenciada por la tendencia, es decir, lo que el ojo se acostumbra a ver.

 

Con respecto a la fotografía artística frente a la fotografía publicitaria hay una gran diferencia que debe ser entendida por encima las características que ambas puedan tener en común: la primera pretende comunicar; y la segunda, primordialmente, vender.

 

Aclarados estos puntos sobre belleza y fotografía, me gustaría añadir uno que influye enormemente en cómo percibimos la belleza cuando vemos una fotografía de una persona: su actitud. 

 

Prueba de ésto es el excelente trabajo fotográfico Illusions of the Body realizado por la fotógrafa Gracie Hagen, la cual retrató a varias personas en distintas poses en las que se puede apreciar claramente cómo son sus actitudes (y no sus cuerpos), los que definen principalmente la fuerza, comunicación y belleza de los mismos en sus fotografías.

Fotografía de la serie "Illusions of the Body" de Gracie Hagens.
Fotografía de la serie "Illusions of the Body" de Gracie Hagens. © Gracie Hagen
Fotografía de la serie "Illusions of the Body" de Gracie Hagens.
Fotografía de la serie "Illusions of the Body" de Gracie Hagens. © Gracie Hagen

2. El marketing y su target.

Como he citado anteriormente, la fotografía publicitaria tiene un objetivo esencial: vender. Si la foto de una campaña no vende, está mal hecha, no sirve (nos guste o no, es así). 

Previas a las fotografías que se realizan para una campaña de publicidad, está el estudio de marketing, el cual nos define, entre otras muchas cosas, nuestro público objetivo (target).  

Dicho target nos indica como mínimo el sexo, edad e intereses del público al que le debemos dirigir esas fotos y vender el producto. Y ahí está una de las principales claves de la cuestión: ¿le gusta a ese target la belleza real? ¿cómo debemos captar su atención? ¿cómo le podremos gustar? ¿preferirá un ideal inalcanzable o lo criticará?

3. El cambio de tendencias.

Los "ideales de belleza", en general, no son nuevos de este siglo, tal y como nos enseñan l@s chic@s de BuzzFeed en su vídeo "Women's Ideal Body Types Throughout History"; así como en "Men's Standards Of Beauty Around The World", demuestran que lo que reflejan las estadísticas sobre "la belleza ideal masculina", no es siempre lo que más se utiliza en publicidad. 


Lo cual me lleva a pensar que el target en el mundo de la moda debe haber sido muy similar a lo largo del tiempo, cuando la mayoría de las marcas han impuesto un modelo de belleza prácticamente único que se ha llevado a cabo durante muchos años por empresas de moda, revistas especializadas e incluso trasladados al mundo del cine y la televisión. 

Y ahí lanzo una pregunta: ¿Tienen realmente todas las marcas de moda el mismo tipo de target o interesa generar un tipo de belleza específica que marque las reglas de su propio mercado?

4. El caso de Dove.

Uno de los casos más conocidos entre las marcas que apostaron por la belleza real (y les funcionó) fue el caso de la marca de cosmética Dove, quienes basan sus campañas en llegar a aquellas mujeres que desean sentirse bellas fuera de los clásicos cánones establecidos por la sociedad/publicidad. Así, en sus campañas reflejan "principios" por encima de "ideales", mostrando múltiples tipos de mujeres muy distintas entre sí, con los que han conseguido que sus campañas se difundan enormemente en los medios.

Aún así, la mayoría de marcas de cosmética no utilizan la belleza real y diversa en sus campañas.

5. El futuro de las campañas.

Si algo ha revolucionado el mundo de las cosas, ése es Internet. Y en lo que se refiere al marketing y la belleza, éste también ha conseguido darle la vuelta a la tortilla en algunos aspectos.

 

Así, hoy vemos que much@s bloguer@s son los que marcan las tendencias que son seguidas por las marcas (y no a la inversa); que los tutoriales de maquillaje muestran a personas de la calle (y no necesiariamente a modelos); y en definitiva, un mundo donde parece haber una belleza, cuanto menos, mucho más plural, y que a su vez está cambiando la tendencia.

 

Como citaba al principio de este post, la belleza está influenciada por lo que el ojo se acostumbra a ver y, si las personas comienzan a considerar una belleza más variada, quizás el marketing y su target también se verá obligado a cambiar aún más para poder vender... o no. Habrá que esperar para verlo.  

Y hasta aquí todo por hoy. Deseo que hayas disfrutado mucho de este post.


¿Te gustó? ¡Comparte! ;)



Soy Sara Escudero, autora de este post.

Me dedico al diseño Web, SEO, marketing digital y la fotografía.

Aquí puedes saber un poco más -> sobre mí.


¡Suscríbete a mi boletín de noticias!

* indicates required

Escribir comentario

Comentarios: 0